En ambas lenguas, Castellano y Catalán, suelen aparecen problemas de comprensión escrita y dificultades en cuanto a su expresión. También surgen errores ortográficos a causa de confundir las dos materias.

Los profesores particulares que imparten estas sesiones son Filólogos con amplia experiencia docente y escogidos mediante un riguroso proceso de selección.